H4

La Plaza

El descenso desde la Iglesia de Santa María por la calle Subida del Castillo supone una inmersión en el trazado medieval de la villa amurallada y la constatación de una comunicación constante entre las dos ciudades: la alta, donde estaban las casas de las clases mejor situadas, y la baja, en una parte de la cual se encuadra la judería. Una fuente sitúa el límite de la judería en La Plaza, donde se recuerda un fragmento de los versos que escribió Miguel de Unamuno:

“Hervás con sus castañares
recoletos en la falda
de la sierra, que hace espalda
de Castilla, tus telares,
reliquias de economía
medieval, que el siglo abroga,
y en un rincón sinagoga
en que la grey se reunía,
que hoy añora la verdura
de España, que la regara
con su lloro -de él no avara-
el Zaguán de Extremadura.”

Plano extraído de la Sede Electrónica del Catastro: